Renuncia Felipe Calderón, eres un inepto...

19 septiembre, 2010

¿La maldición de Proceso o el plan en curso?

Esta semana Proceso abre su edición con sendo reportaje en portada del "Máximo líder" del Cártel del Golfo, Eduardo Costilla Sánchez, tal y como lo hizo en su momento sobre el "Capo en ascenso: Nacho Coronel", a quién dos semanas después el ejército "matará" en una de sus residencias en Guadalajara, hoy este medio impreso nos regala un recuento sobre la "vida y obra" del sanguinario capo.
Antes del pleito entre el CDG y los Zetas
Pero lo raro aquí no es que nos documente lo ya sabido por otras fuentes o versiones, sino que nuevamente lo mande a portada y esto genere mi teoría de la "Maldición" y, en un milagroso operativo caiga muerto en el mejor de los casos o detenido en el peor, el principal enemigo del nuevo cártel de los "Zetas".
Y es que, aunque nadie pareciera notarlo, el nuevo mapa de control de los cárteles le da a los Zetas, el 80% de lo que controlaba el Cártel del Golfo, minimizando su área de acción a los Estados de Tamaulipas y Nuevo León, aun cuando el reportaje lo ubique en por lo menos 15 entidades federativas, por lo que reventar al jefe significa haber ya pactado con los Zetas y exterminar finalmente al más débil en este momento el Cártel del Golfo.
Hoy con el CDG (Color verde) disminuido.
Así, estamos a unos días o semanas de ver la caída del CDG por la "maldición de Proceso" y un nuevo pacto entre los jefes del Crimen Organizado en el país, que pondrá fin a la brutal guerra declarada entre ellos mismos por el control de las plazas. Obviamente, con el visto bueno de las autoridades federales, estatales y locales que participan del lucrativo negocio del crimen en cualquiera de sus modalidades.
En resumen, la evidencia del juego del Gobierno Federal en el reacomodo de los cárteles salta a simple vista, el Chapo intocable, "La Familia" puede seguir en paz si entrega a los culpables de los granadazos en morelia; lo que queda de los Beltrán Leyva caerá en cualquier momento o por lo menos hasta que "El Grande" aguante presión para denunciarlos, y los "Zetas" podrán negociar a sus anchas, pues la pseudoguerra de FECAL los subestimó y en solo 4 años no solo crecieron, sino que lograron el control casi total del otrora emporio criminal del Cártel del Golfo, que próximamente, según estos datos será finiquitado.