Renuncia Felipe Calderón, eres un inepto...

06 noviembre, 2010

El operativo contra Tony Tormenta

El reportaje de más abajo fue publicado por Proceso con motivo de la muerte de Tony Tormenta, y aunque todavía no hay una sola fotografía del capo abatido, la mayoría esta segura de que el "operativo" fue exitoso, aunque las cifras de muertos ronden el medio centenar, incluido un reportero de Matamoros.
Hoy puedo decirles que estas acciones confirman la hipótesis de que Nacho Coronel no esta muerto, simplemente montaron un show que a nadie engañó, pues a todas luces ninguna de las cabezas del crimen organizado es tan pendejo como para no defenderse, tal y como lo hizo Tony Tormenta a menos claro, que lo que estén haciendo es protegerlo. Mienten mucho, no les creo nada!.
Marina acaba con “Tony” Tormenta; reportan seis muertos.

MATAMOROS, Tamps., 5 de noviembre (apro).- Ezequiel Cárdenas Guillén, Tony Tormenta, uno de los dos principales líderes del cártel el Golfo, cayó abatido durante un enfrentamiento que duró más de seis horas entre miembros de ese grupo delictivo y elementos de las fuerzas federales, confirmó la Secretaría de Marina.
    Por la noche, el vocero de Seguridad Nacional del gobierno federal, Alejandro Poiré, y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) confirmaron la muerte de Tony Tormenta
La Armada de México informó que junto con el hermano de Osiel Cárdenas Guillén, en las balaceras que cundieron en esta ciudad fronteriza desde las 10:30 de la mañana, también fueron acribillados al menos tres de los escoltas del capo, dos marinos y un soldado. Sin embargo, informes extraoficiales hablan de hasta 47 víctimas mortales.
Tony Tormenta era considerado el segundo en la estructura del cártel del Golfo, encabezado por Eduardo Costilla Sánchez, El Coss.
Las balaceras iniciaron desde la mañana en la colonia Victoria, al sur de la ciudad, y se extendieron en las siguientes horas en múltiples sectores de Matamoros, donde se escucharon detonaciones de metralletas, bazucas y granadas.
Para repeler a las fuerzas federales y entorpecer sus acciones, los sicarios recurrieron a los narcobloqueos con vehículos de transporte, pipas, autobuses y carros particulares que fueron arrebatados a sus conductores cuando pasaban por las más transitadas avenidas de esta ciudad.
Matamoros se convirtió prácticamente en un campo de batalla, lo que obligó a las autoridades estadunidenses a ordenar el cierre de los cuatro puentes internacionales que unen a Matamoros con Brownsville, Texas, a partir de las cinco de la tarde.
El Departamento de Aduanas de Estados Unidos determinó el cierre de los cruces de Puente Viejo, Puente Nuevo y Los Tomates; sólo permaneció abierto el puente Los Indios.
El terror que vivieron los habitantes de esta ciudad sólo se hizo público a través de las redes sociales como Twitter, Youtube y Facebook, pues, como ocurre regularmente en Tamaulipas, ni los medios locales, ni las autoridades, reportaron nada de lo que estaba ocurriendo en las calles.
La mayoría de las personas suspendieron sus actividades cotidianas y optaron por mantenerse encerrados en sus casas o en los lugares donde los sorprendió la balacera.
Por la mañana, el reportero del periódico Expreso, Carlos Alberto Guajardo, de 37 años de edad, quedó muerto al ser alcanzado por las balas en un fuego cruzado entre los sicarios y elementos del cártel del Golfo.
El diairio Brownsville Herald informó que los enfrentamientos que se registraron en Matamoros incluían tres bandos: el cártel del Golfo, sicarios de Los Zetas y las fuerzas federales. Además afirmó que fuentes policíacas reportaban que al menos 47 personas murieron en las balaceras.
También en Reynosa, el ayuntamiento reportó bloqueos en las brechas 109 y 116 que conducen a la autopista a Matamoros, aparentemente en un intento de los grupos delictivos para evitar que refuerzos del Ejército fueran enviados a esta ciudad por carretera.
Más tarde, alrededor de las 20:00 horas, también se confirmó la explosión de una granada en el centro comercial Plaza Real, en el bulevar Hidalgo, en la misma área donde el pasado miércoles también ocurrió un ataque similar contra una camioneta que se encontraba en el estacionamiento de la tienda departamental HEB.

Ya lo tenían cercado
Desde mediados de septiembre, las fuerzas federales desplegaron distintos operativos que tenían como objetivo la captura de Cárdenas Guillén, por quien la PGR ofrecía una recompensa de 30 millones de pesos y el gobierno de Estados Unidos, 5 millones de dólares.
Incluso, la Armada de México reportó que el 14 y el 17 de septiembre pasados, mantuvo cercado al capo del cártel del Golfo, primero en una residencia del fraccionamiento Río, en Matamoros, y días después, en la colonia Arboledas; incluso se especuló que en los tiroteos había resultado herido.
Después de estos operativos, las fuerzas federales intensificaron su presencia en esta ciudad y realizaron diversos cateos que, se aseguraba, estaban dirigidos a seguirle la pista a Tony Tormenta.
En esas fechas, un centenar de personas realizaron varias protestas en las instalaciones del Ejército y de la Procuraduría General de la República en esta ciudad para reclamar la detención de Hermelinda Rivera Alcántara y Jorge Cárdenas Rivera, a los cuales, los rumores identificaban como esposa e hijo del líder de Cárdenas Guillén.
Entre el 5 y el 13 de octubre, la Procuraduría General de la República (PGR) presentó a 77 integrantes del cártel del Golfo que fueron detenidos en distintas acciones realizadas en Reynosa, Río Bravo, Valle Hermoso y Matamoros. Entre ellos, fueron presentados seis policías preventivos municipales.
El lunes pasado, 1 de noviembre, la Secretaría de la Marina informó sobre el decomiso de 230 granadas, cuatro armas largas y 64 mil 950 cartuchos útiles de diversos calibres, así como equipos de radiocomunicación, en esta ciudad, presuntamente propiedad del cártel del Golfo
En los últimos días se han registrado ataques con explosivos contra instalaciones del Ejército, de la Naval, de la PGR y  del hotel donde se hospedaban los elementos de la Policía Federal, así como de la Presidencia Municipal de Matamoros.
Sin embargo, el 22 de octubre el cártel del Golfo se desmarcó de estos atentados con un mensaje que expuso en mantas colocadas en distintos puntos de esta ciudad que decían: "Nos deslindamos de los atentados a las fuerzas militares, federales, estatales, municipales y la ciudadanía en general. Nuestra guerra es contra Los Zetas. Atte. CDG."
Con esto, el cártel, indirectamente, atribuía los ataques a sus antes aliados Los Zetas contra quienes ha sostenido una guerra por el control de Tamaulipas y Nuevo León desde el pasado mes de febrero.
De hecho, informes de inteligencia, aseguran que Tony Tormenta era considerado el negociador clave de la alianza con el cártel del Sinaloa y La Familia Michoacana para “exterminar a Los Zetas.
Por la tarde, después de que el gobierno federal confirmó la muerte del hermano de Osiel Cárdenas, el grupo de Los Zetas hizo circular el sguiente mensaje por internet:
“Atento aviso: a la población en general y mañosos huérfanos!!! De parte del grupo loz zetaz ze lez informa y ze lez da la oportunidad de aliniarze zin rencorez Para aquel que ze alinie zera bienvenido ala empreza Pero el que no, le coztara la cabeza y la dezendezia!!! A la población en general también se le informa que los que no tengan nada que temer no se preocupen, nosotros siempre hemos estado y hemos respetado a la gente de bien y los próximos días habrá mucha actividad espero que comprendan y nos dejen hacer nuestro trabajo Hay vamoz!!!de hecho aquí estamos.”
    Por la noche, el vocero de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré, confirmó la muerte del capo Ezequiel Cárdenas Guillén.
    Poiré reveló que los operativos de inteligencia para ubicar y capturar a Tony Tormenta se venían llevando a cabo desde hace algunos meses. Confirmó también que en los hechos, perdieron la vida dos efectivos de la Secretaría de Marina Armada de México.
"El día de hoy se da un nuevo paso significativo en la desarticulación de las bandas criminales que tanto daño hacen a la población de nuestro país", agregó.
    Por su parte, la Secretaría de la Defensa Nacional dio a conocer que un elemento de tropa perdió la vida durante el tiroteo y dos más resultaron heridos.
    Informó que en este enfrentamiento se aseguró un vehículo blindado y dos armas largar.
También señaló que la Procuraduría General de Justicia Militar, en colaboración de la PGR realizará las investigaciones sobre la muerte del periodista Carlos Alberto Guajardo Romero, quien murió víctima del fuego cruzado.