Renuncia Felipe Calderón, eres un inepto...

30 noviembre, 2010

Necesitaron 4 años para darse cuenta

Calderón "no merece ser presidente", revira el PRI en San Lázaro
Jesusa Cervantes


MÉXICO, DF, 30 de noviembre (apro).- A cuatro años de que el PRI facilitó en el Congreso de la Unión la toma de protesta de Felipe Calderón como jefe del Ejecutivo federal, la fracción de ese partido criticó hoy acremente al panista y consideró que “no merece ser presidente de México”.
    Hace seis años Andrés Manuel López Obrador “era un peligro para México”, recordó César Augusto Santiago, vicecoordinador del PRI en San Lázaro, “y ahora resulta que el PRI es un peligro para México”, según se desprende de lo que dijo Calderón el domingo pasado ante integrantes de su partido cuando celebró los diez años del panismo en el poder...    Desde la tribuna, César Augusto Santiago enumeró los desaciertos de Calderón Hinojosa en su desempeño como Ejecutivo federal para luego calificarlo de “torpe, ineficaz, mentiroso, partidista y quien ha sumido a la nación entera en la preocupación y en la desesperanza”.
    Otros oradores del Revolucionario Institucional, entre ellos Sebastián Lerdo de Tejada, David Penchyna, Omar Fayad y Carlos Flores, también criticaron el desempeño del Ejecutivo federal en sus cuatro años de gobierno, sin embargo, los diputados del Partido del Trabajo --que representan a López Obrador-- recriminaron a los priistas que hayan ungido como presidente a Calderón.
Los diputados del PT recordaron que “por las mañanas” el PRI llena de “sus caricias” al PAN y por la tarde le tira de “patadas”.
    Y argumentaron que, desde el acuerdo de 1988, entre ambos partidos hay una responsabilidad compartida en el ejercicio del poder:
“No tiene la culpa el espurio, sino el que lo hizo compadre. Hay declaraciones expresas en esta sala, cuando se rompió en contubernio la ley fiscal del año anterior, en el sentido de que colocaron a Calderón en la silla para asegurar la estabilidad del país”, les recordó el hoy petista Porfirio Muñoz Ledo.
    “Hay testimonios del antiguo candidato presidencial del PRI, en un libro llamado La traición, en donde narra cómo, gobierno por gobierno de los estados, el PRI se unió al carro de Calderón… No son diez años, son más de 25 años de ignominia repartidos: 15 en un partido apoyado por el otro y 10 en otro partido apoyado por el de antes”, sostuvo quien durante el gobierno de Vicente Fox fungiera como embajador de México ante la Unión Europea.
    El priista César Augusto Santiago aclaró que aquello de que “si regresa el PRI en el 2012 a la Presidencia de la República, sería un peligro para México”, no les ofende, ya que quien lo dijo “no tiene calidad moral”… “No nos ofende, nos preocupa el nivel del presidente”.
    Pero, añadió, hay que ir al debate de fondo, no a la diatriba de Felipe Calderón. Y para ello enumeró:
    “Veamos rápidamente: ¿cómo esta la educación, manda Lujambio o Elba Esther Gordillo?... ¿cómo esta la salud? Ya nos olvidamos que anduvimos con un tapabocas por una epidemia mal manejada por la Secretaría de Salud… ¿cómo está lo energético? El que esta Cámara haya aprobado varias controversias constitucionales para defender los abusos del Ejecutivo en su afán privatizador de los energéticos… ¿qué acaso no hay una comisión especial para indagar la corrupción infinita de la Comisión Federal de Electricidad?
    “¿Y la seguridad pública? Tenemos que parar este baño de sangre; tenemos que evitar que la sociedad siga todos los días perdiendo su capacidad de asombro: fosas clandestinas, niños asesinados en sus escuelas, estudiantes, dirigentes secuestrados, todo en una espiral en donde únicamente florece la posibilidad del secretario de Seguridad Pública (Genaro García Luna) para comprar más armas, uniformes, celulares, contratar gente para su guardia pretoriana”, acusó desde la tribuna el priista César Augusto Santiago.
    En defensa del panismo subió a tribuna el diputado Julián Francisco Velázquez y Llorente, quien celebró “la libertad de expresión” que hay, a tal grado –sostuvo-- que hoy se puede realizar este tipo de debate en el Congreso de la Unión.
    “Hoy podemos hablar con libertad después de diez años: la alternancia fue la puerta para la práctica de la democracia sin adjetivos, como lo muestra este debate en el que hoy estamos participando.
    “Los que tenemos memoria --y no una amnesia selectiva-- podemos decir que en México se acabaron los tiempos de la Presidencia imperial… Tenemos que reconocer que no todo es blanco, que no todo es negro, ha habido logros importantes que han hecho que nuestro país esté hoy con las puertas abiertas hacia un desarrollo equilibrado”.
    Pese a su discurso, el panista sólo pudo apuntar como logro del panismo --o del calderonismo-- “la ampliación del Seguro Popular”, y para ello argumentó:
    “Debemos reconocer que ha habido avances en estos tiempos, si no, pregúntenle a los mexicanos que antes se empobrecían cuando tenían una urgencia médica, cuando el niño se enfermaba y no tenían a dónde llevarlo y tenían que vender los animalitos y tenían que hipotecar el terrenito para poder atender a sus hijos, para poder atender a su familia”.
    Lo que no dijo el diputado del PAN es que en los dos primeros años del gobierno de Calderón hubo 6 millones de pobres más en el país, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), y que de 2008 a 2010 el incremento en ese rubro, según la Comisión Económica para América Latina (Cepal), fue de 3.1%.
    Y en cuanto a la corrupción en el gobierno federal panista, legisladores de oposición, en especial de PRI y PT, fueron quienes más remacharon en el tema.
    Por ejemplo, el petista Mario Di Costanzo se dirigió al legislador del PAN y exabogado de Petróleos Mexicanos, César Nava, a quien cuestionó: “¿Qué hizo durante el tiempo en que estuvo al frente de la paraestatal?; lo anterior, porque Gerardo Fernández Noroña, también del PT, recordó la corrupción que se vivió durante el tiempo en que Nava Vázquez estuvo en Pemex.
    Mientras el priista Sebastián Lerdo de Tejada acusó al PAN de “doble moral” y pidió a la asamblea que aprobara la creación de una comisión especial para indagar la corrupción en Pemex.
    “Quieren entrarle al debate de fondo a la corrupción, nosotros también”, para luego sostener que “la derecha no tiene remedio; que la bipolaridad del Ejecutivo federal es clarísima, pues por la mañana reconoce al Congreso y por la tarde ofende a sus integrantes, lo que resulta paradójico”, deploró Lerdo de Tejada.
    Por su parte, el diputado panista César Pedroza subió a tribuna y afirmó que “la diferencia es que hoy el poder público no tiene secretos; la diferencia es que hoy en México se puede hablar de cara a la nación sin cortapisas; la diferencia es que desde que Acción Nacional gobierna, hay la posibilidad de que se hable sin temor a la censura y al prejuicio de las otras fuerzas políticas; la diferencia es que hoy tenemos la oportunidad de debatir de cara al país… con responsabilidad”.
    Dijo que durante la reunión que sostuvo Calderón con los panistas, el domingo anterior, “le habló no sólo a su partido, le habló a todos los ciudadanos mexicanos”.
    En respuesta, el priista César Augusto Santiago le aclaró a Pedroza que Calderón “no gobierna sólo para sus adictos, gobierna para todos, incluso para sus adversarios”.
    Finalmente, consideró que si hoy el presidente de la República echa mano de la diatriba, es para tratar de empañar lo que está ocurriendo con la falta de seguridad en el país, y la guerra que emprendió en contra del narcotráfico.
Y fustigó así: ¿en cuál sexenio se fugó Joaquín El Chapo Guzmán?, en el del panismo –aclaró--, ¿y quien lo encerró?, el priismo, acotó el diputado César Augusto Santiago.